Cómo ahorrar energía en nuestros hogares

Ahorro-de-energía.jpg

En estos tiempos que estamos ya sabemos que hay que ponerse ahorrar en energía. El encarecimiento de nuestras facturas en luz y agua hace que se resientan nuestros bolsillos. Por este motivo se busca la manera de cómo ahorrar energía en nuestros hogares. Recordamos estas fórmulas que nos ayudan a nuestros bolsillos y también el medio ambiente que nos rodea.

Los 10 métodos sobre el ahorro energético en el hogar:

Método número 1: Dejar el ventilador encendido consume mucha energía, lo que es conveniente usarlo con la velocidad justa para mover el aire de la estancia.

Método número 2: Es importante tener en cuenta y prestar atención en la compra de los aparatos de línea blanca. Un electrodoméstico de la clase G puede consumir tres veces más que uno de clase A. Esto se pude comprobar en la etiqueta de eficiencia que los electrodomésticos deben llevar.

Método número 3: Puede ser más caro el uso de la electricidad que el gas, dependiendo del tipo de vivienda y el lugar en donde se ubique.

Método número 4: El cambio de hora no supone un ahorro de energía. Al no variar nuestros horarios de trabajo, la oscuridad llega una hora antes de lo habitual y consumiremos esa hora de luz que nos hemos ahorrado por la mañana. Estemos atentos de no confiarnos y consumir más de lo habitual justo en el periodo del cambio.

Método número 5: En verano el consumo es mayor por el uso del aire-acondicionado.  Es conveniente conservar y moderar su consumo.

Método número 6: Es mejor lavar los platos en el lavavajillas que lavarlos a mano. A parte de que es más cómodo, el lavado a mano supone gastar 10 veces más de agua por lavado para la misma cantidad de vajilla.

Método número 7: Las cocinas de gas gastan menos que las que existen actualmente, las de vitrocerámicas.  Gastan hasta cuatro veces más.

Método número 8: No mantener los fluorescentes encendidos si no son necesarios. Si se utilizan bombillas de bajo consumo es mejor.

Método número 9: es recomendable apagar la calefacción o aire acondicionado. Se recomienda ajustar el encendido del aire o calefacción al horario real de ocupación de las viviendas y apagarlos por la noche. Es más eficiente que dejarlos encendidos toda la noche.

Método número 10: desconectar los aparatos eléctricos del modo espera o standby . Se tiene que apagar los aparatos por completo, de esta forma se ahorra hasta el 5% del consumo.

Si modificamos nuestras costumbres podremos ahorrarnos un dinero a final de mes y contribuiremos a cuidar el medio ambiente.

0 Comments ,

No comments yet.

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: